En una fábrica de cajas en Madrid centro creemos en la gran la utilidad de las cajas de cartón y, ¿qué mejor que estas desarrollen, además, la imaginación de los más pequeños?

El juego simbólico es un tipo de actividad en el que los niños tratan de dotar de realidad objetos que pueden no tener una estructura propia, como puede ser una piedra. Es por ello que mediante la simulación se pueden crear situaciones de la vida real usando ciertos objetos sencillos que se transformarán en otros más estructurados. Este tipo de juego es importante para desarrollar la empatía, las representaciones mentales, el lenguaje y la imaginación.

Las cajas de cartón podrían ser objetos útiles para, mediante la imaginación, transformarlas en una simulación de la realidad, de manera que los niños puedan inventar que estas cajas son casas, coches o mesas en las cuales comerán o cenarán. En una fábrica de cajas en Madrid centro existen multitud de cajas de este tipo, pudiendo ser utilizadas para el juego simbólico, tan importante para ejercitar el cerebro de los pequeños.

El componente y la estructura de las cajas harán que los niños tengan conciencia de la fragilidad de las cosas: aprender que el material se puede romper y, con ello, aprender a cuidarlo de manera consciente. También podrán aprender la importancia del cartón y a incluirlo como un material diario, pudiendo de forma inconsciente, preferir el cartón a otros materiales más contaminantes. Y, por supuesto, podrán desarrollar la imaginación y la creatividad, ya que no son objetos con una estructura fijada, como puede ser un teléfono o una cocina de juguete.

Es por ello que en Cartonajes Sánchez vamos más allá de la propia utilidad de las cajas de cartón, dotándolas de un uso más complejo e imaginativo, como puede ser el juego simbólico de los más pequeños. No dudes y contacta con nosotros.