Decir 'no' a las pajitas de plástico, llevar siempre un termo en el que pedir el café o buscar una fábrica de bolsas de papel en Madrid son algunos de los gestos que puedes hacer para ayudar al planeta en plena crisis climática. Con incendios como el del Amazonas o los polos derritiéndose, te explicamos por qué debes dejar de utilizar plásticos de un solo uso y pasarte al papel.

El papel o el cartón, al contrario que el plástico, son biodegradables. El plástico no desaparece, si no que se va convirtiendo en trozos cada vez más pequeños, llamados 'microplásticos', que acaban en los océanos y teniendo un impacto medioambiental muy negativo. Además, el papel es un recurso renovable que sale de los árboles. El plástico, en su mayoría, se sintetiza a partir del petróleo.

Por estas razones, en España desde el verano pasado se cobran las bolsas de plástico, y cada vez en más tiendas y establecimientos optan por opciones de papel. Cuando vayas a comprar, procura elegir siempre el papel o llevarte un carro. Si tienes un negocio en el que necesites dar bolsas a los clientes, no dudes en buscar una fábrica de bolsas de papel en Madrid para poder ofrecer esa opción a todos los que vayan a tu establecimiento. De todos modos, la Unión Europea prohibirá los plásticos de un solo uso para 2021, por lo que puedes adelantarte a esta tendencia de la vuelta al papel antes de que sea obligatoria.

Poner de nuestra parte para ayudar al planeta no cuesta nada, y volver a los productos artesanos y sin plásticos, como los que había hace algunas décadas, es una de las mejores opciones. Desde Cartonajes Sánchez llevamos más de un siglo apostando por la calidad del papel y el cartón, pero también por el respeto al planeta que aporta un material biodegradable.