Una de las muchas posibilidades que damos en nuestra fábrica de cajas en Madrid centro es la caja para botellas, una opción ideal tanto si se quiere hacer un regalo puntual a una persona especial como para empresas que se dediquen a la distribución de botellas, generalmente de vino.

Este tipo de cajas o estuches que ofrecemos en Cartonajes Sánchez serán esa primera gran impresión que tendrán los clientes que reciban esa botella, al margen de mejorar el posible transporte de las mismas, ya que este tipo de envases de vidrio no son precisamente los más cómodos de llevar de un lugar a otro. Por supuesto, dependiendo del color corporativo de la empresa se pueden elegir distintos tonos de la caja, así como colocar un diseño de logotipo concreto y distintos acabados.

Eso en el caso de que se solicite a nuestra fábrica de cajas en Madrid centro un estuche para una sola botella, porque también existe la opción de que almacenen dos, seis y hasta doce unidades, en cuyo caso, el transporte sí que es una prioridad.

Para almacenar o paletizar botellas, lo mejor es recurrir a las clásicas cajas de cartón para botellas de cuatro solapas y, con el objetivo de que las botellas no choquen entre sí, además se les puede añadir una colmena a modo de protección. En estos casos, nuestra recomendación es que las botellas vayan en posición vertical, porque se ofrece mayor resistencia para paletizar, almacenar e incluso enviar, aunque también podemos diseñar cajas para botellas en horizontal, según los gustos y necesidades de los clientes.