En cualquier fábrica de cajas en Madrid centro encontrarás una gran variedad de envases para que puedas escoger los que mejor se adaptan a lo que necesitas. Cada caja debe tener unas características determinadas en función de la finalidad que se le vaya a dar ya que no es lo mismo el tipo de caja que necesitas para hacer una mudanza, guardar un sombrero o transportar una tarta.

Si hay un tipo de caja que no puede faltar en cualquier fábrica de cajas en Madrid centro esa es la de tipo rectangular. Es aquella en la que todo el mundo piensa cuando se habla de una caja, pero que puede fabricarse en diferentes medidas, según las necesidades del cliente. Estas cajas tienen unas aletas en la parte superior para poder cerrarse en el centro. Cuando hay que hacer una mudanza, guardar cosas, etc., es el modelo que más suele utilizarse. Las cajas de cartón que se conocen como media regular cuentan con la particularidad de que para cerrarse suelen contar con una tapa y su uso principal es el de guardar papeles.

En el mundo de la alimentación se usan muchos tipos de cajas diferentes. Por ejemplo en las que se guardan las pizzas, se coloca la fruta, las legumbres, etc. Estos modelos de cajas son los que se conocen como troqueladas, ya que su cierre es completamente diferente al de las cajas regulares, porque tienen que adaptarse a las necesidades del producto.

Si estás buscando unas cajas determinadas, que se ajusten a tus necesidades, no lo dudes y ven a Cartonajes Sánchez.